FUERA DE SERVICIO

“Se lo voy a comentar porque lo veo confundido y confieso que usted me agrada. Aunque vista con harapos, creo que debajo de esa barba descuidada y toda esa mugre hay una persona simpática. Además, llámeme sentimental, pero creo que se lo debo. Verá, yo administraba aquel negocio que hizo fama en su momento: Tabula Rasa S.A. de C.V. Ofrecíamos a nuestros clientes borrarles la memoria, dejarlos a su suerte durante una semana y, ocultamente, filmarlos. Al término de este lapso los atrapábamos, les regresábamos sus recuerdos y obtenían también un registro en video de su comportamiento: lo que habían hecho por conseguir alimento y techo, entre mil situaciones que los clientes encontraban divertidas y algo extremas. El negocio fue viento en popa hasta que la extractora y restauradora de memorias se nos descompuso. Han pasado diez años desde ese percance y hasta la fecha nadie ha podido arreglarla. Usted fue nuestro último cliente. Créame que lo lamento. Ahora, si me disculpa.”

No hay comentarios.:

Seguidores